Día 4 – Canadapurnas o Houston: tenemos un problema!

Annapurna Trek en Nepal

Día 4. Canadapurnas: El día que todo empezó a doler

Hoy nos levantamos y me siento rara. Antes de salir y comenzar nuestra 4ta etapa del trek de los Annapurnas, las nubes nos hicieron un favor y despejaron el cielo para dejarnos ver, solo por 30 minutos una vista espectacular de los Himalayas altos. ¡Por fin!

Me despedí del gato loco y empezamos a caminar de Timang a Thanchowk, 60 minutos y nos detuvimos a desayunar en este pueblito muy muy bonito.

Thanchowk Nepal

Thanchowk es re -re -re- bonito

De aquí la caminata fue relativamente fácil, pasamos por Koto (feo) y llegamos a Chame, 1.5 horas después.

El paisaje de este día en el circuito de los Annapurnas son montañas y riscos llenos de pinos, bosque puro, con el río que te acompaña todo el camino.

Pisang Annapurna

Canadapurna es el nombre perfecto.

Aunque el paisaje era hermoso, y el camino fácil yo no iba al 100%.

No sé si es que la altura me estaba afectando, ya estamos casi a 3000 metros, o si estoy a punto de enfermarme, pero la cabeza me duele y el cuerpo se siente raro, como débil.

Además todo lo que no había dolido en 3 días hoy parece que despertó: los pies, rodillas y tobillos, sobretodo los tobillos.

Me siento… mal.

Le cuento a Mat que hay algo que no va bien.
“El problema es más de software que de hardware”  le explico a Mat que empieza a preocuparse por mis achaques.

Decidí asignarle el problema a la altitud y comprarme unas pastillas Diamox – especialistas en quitar el malestar de altitud – aunque no me las tomo.

piedra en Himalaya

al menos no voy cargando piedras…

Caminamos luego a Brahtang 2 horas más, donde paramos a comer, el camino es la carretera donde pasan muchas motos, y hay muchas subidas y bajadas; aunque no muy pronunciadas, no son agradables tampoco.

Aquí ya se siente el frío y la humedad de los 3100 metros de alitud. Y yo en mi estado raruno no lo llevé muy bien. Moría de sueño. ¡La comida se tardó una hora! y terminamos fríos y de malas.

Volver a calentar la máquina -osease el cuerpo- para volver a comenzar, fue difícil, pero logramos la subida difícil de 30 minutos.

Los dedos me cosquilleaban y estaba un poco mareada.

… y luego el camino de 2 horas hasta nuestro último destino: Pisang.

Yo al entrar a este pueblo ya iba desfalleciendo, aunque solo pensaba “un paso más, sólo un paso más” cada paso costaba más que el anterior, ya no había energía. Algo andaba mal.

Además estaba triste y cansada. Quería aventar la mochila y dejarme caer en medio del camino.

Ya no puedo más, me rindo… venga un paso más, sólo un paso más. Era mi debate mental interno.

Todavía tuve que subir 20 minutos más a la parte alta del pueblo donde están los hoteles con vistas. Mat cargó mi mochila y me ayudó.

Llegamos al hotelito, entramos a nuestro cuarto y estallé en lágrimas.

Exploté

El esfuerzo fue mucho, pero además sé que algo en mi no está bien. Me toco la frente y lo confirmo, tengo un calenturón.
No tengo ni idea de que es lo que tengo. Me duele todo, pero ya no sé si es por el esfuerzo, o por enfermedad. Lo que sé es que tengo fiebre – alta -.

Tomo fuerzas para bajar a la ducha y ¡oh! sorpresa, no hay agua caliente. Todo sale mal hoy. Regreso a la habitación triste y sensible. Ni una p*ta ducha calientita me puedo dar, ¡tengo frío!

Con lagrimones en los ojos, me visto con 30 capas por que estoy muerta de frío, me meto en la cama y me hago un cóctel de iboprufeno, paracetamol y antibiótico. !Menos mal que siempre cargo con un gordo botiquín de medicinas! ;)

Y entonces comienza… todo el cuerpo tiembla y tirita en un subidón de fiebre, no puedo hacer más que dormir. Cuando pasa Mat me obliga a comer algo y ya me siento un poco mejor.

Sea lo que sea que tenga, tengo que curármelo rápido. No puedo enfermarme en medio de los Himalayas, en el culo del mundo, sin mayor ayuda.

¡San Ciproflox por favor haz tu magia!

Escribo esto en la cama ya sin fiebre, pero sé que mañana no será mejor. Creemos que nos quedaremos a descansar aquí o en el próximo pueblo, para dejar que pase mi enfermedad.

El día de hoy hubiera sido mi favorito, el camino fue fácil, y el paisaje espectacular. Pero estar enfermita y caminar 10 horas febril y agotada sin saberlo no está nada, nada chido.

Annapurna Circuit Etapa 4 en números

De: Timang A: Upper Pisang
Km: 22
Subida: 700 metros Bajada: 130 metros
Tiempo: 8 horas + 2 de comidas y pausas
Dificultad: Media

Encuentra la Guía de consejos para hacer un trek en Nepal: verdades y mentiras aquí

Fotos e imágenes del trek Circuito de los Annapurnas

 
FOTOS DE: Día 1 a 7 del trek Annapurna Circuit

FOTOS DE: Día 8 a 12 del trek Annapurna Circuit

2 Comentarios

  • comment-avatar
    Ingrid octubre 27, 2013 (4:22 pm)

    Cuidate mucho, me preocupas, yo he estado en viajes sola y realmente se siente una vibra muy extraña estando en medio de la nada sabiendo que arriesgas la vida… si algo grave pasa no dudes en mandar una señal, tus seguidores podemos organizarnos para ayudarte :), ojalá que solo sea una enfermedad de esas que vienen y se van… cuidate y mantennos informados :)

  • comment-avatar
    diana octubre 27, 2013 (4:27 pm)

    Que terrible sensacion de estar en medio de los himalayas con fiebre y mal de montaña. Espero que todo haya salido bien. Quiero saber mas!

5 + = 6