Día 11: Seguimos celebrando en Muktinat

Escenas de calle en Muktinat

Lenny y Jonathan van a quedarse hoy en Muktinat, así que decidimos ya que llevamos un día de adelanto quedarnos también. Alan el backpakerito ya no tiene dinero, así que tiene que seguir e irse. Buuu.

Mat en las chelas de ayer, comentó que para ser la celebración perfecta se necesitaban 3 cosas…

Una mordida de Rodolfo a quien adivine, ¿qué 3 cosas según un francés se necesitan si o si en una celebración?

….

Exaaacto: queso, pan y vino.

El caso es que, a vikingo Barbarosa se le iluminaron sus ojitos al pensar en yak cheese, ( el hombre tiene una adicción), y prometemos todos que al día siguiente, osea hoy, iremos en un quest para conseguir las 3 preciadas cosas en el pueblo de Muktinat en los Himalayas, y hacer un picnic para celebrar.

Costó.

Primero que nada, solo una tienda surte a todos los restauranes de queso de Yak, y luego de mucho convencimiento logramos que nos vendiera un kilo.

en el cheese deal

Mat supervisando la transacción de queso de Yak.

Mat por supuesto supervisó todo el proceso de selección y peso, y se dispuso a cortarlo en lonchitas para facilitar su ingesta en el picnic.

Mientras tanto vikingo Barbarosa fue a hacer un reconocimiento de tiendas que vendían vinos, la calidad y los precios. Consiguió un tinto italiano por unos 16 usd… fue un lujo pagarlo, pero estaba rebueno.

Finalmente Lenny y yo fuimos a la única gueshouse que hacía pan, sólo logramos un muy frustrante resultado de pan moreno medio dulce, pero ni modo… es lo que hay.

45 minutos después Mat ya tenía 1 kg de queso en lonchitas. Conseguimos vasos y nos pusimos a caminar.

yak cheese

queso de yak…. mhmhmhmmmm

Encontramos un lugar detrás de un valle de pastoreo de cabras, extendimos un sleeping bag, y una chamarra que fungió como nuestro mantel y nos dispusimos a tener la celebración perfecta según un francés:

queso pan y vino

la Trinidad francesa: queso (de yak), pan (dulce) y vino (italiano).

Queso, pan y vino frente a los Himalayas… seas francés o no hay que aceptar que sí que es la celebración perfecta.

El picnic perfecto

Llenísimos volvimos al hostal, con una bolsita con aún varios pedazos de queso de yak. Una siesta y seguimos la celebración. Más chelas.

En esas estamos cuando desde el balcón de nuestra terraza avistamos a Supertrooper y su novia, que resultan ser amiguíiiismos de los alemanes. (Supertrooper es aquel que parece militar, 1.90 y mucho músculo, ultra preparado, con unas mochilas enormes y llenas; la historia completa aquí).

Suben a nuestra terraza a tomarse una chela. Ya en confianza les cuento cómo me asombré el primer día en el bus por el tamaño de sus mochilas.

“¿Qué carajos traían en sus maletas de 70 litros.. llenas?” Les pregunto.
… ríen.
“ Bueno es que yo hice este trek hace 6 años, y entonces no había tantos recursos como ahora. No pensaba que hubiera tanta comida, así que traíamos provisiones como latas de atún, cajas de cereales, barras de cereales, bolsas de kilos de cacahuates. Además no pensé que hubiera electricidad, así que traje 6 baterías para la cámara, y finalmente no pensé que hubiera tantos lugares para dormir, así que traemos sleeping bags y mucha ropa” contesta Supertrooper.

…..
Lo que tienes de músculos querido Supertrooper, te falta de cerebros. Hay algo que se llama Internet, ahí vive el Sr. Google. Es como un mago, tu le preguntas y él contesta. No hacía falta suponer, sólo tenías que investigar, y si lo de la tecnología te es muy duro… compras una guía un poquitititito conocida que se llama Lonely Planet y ahí te explican todo de todo de todo. Se hubieran ahorrado cargar 20 kgs de mochila 9 días.

“Pero para hoy, para hacer el pase contratamos un porter, si no no hubiéramos podido… me muero!” dice riendo la novia.

Menos mal…. un momento… hicieron trammmmpaa. Contratar un porter ¡bah! Burgueses.


Eso significa que …. ¡Ganamos a Supertrooper, ganamos a Supertrooper!
(cantando mentalmente en melodía lero lero)

Se terminan la chela y se van.

vistas desde Muktinat

Posteriormente nos ponemos a jugar el tan amado juego de cartas que nos enseñó Lenny aquella noche en Torung Pedi con los americanos. Todos nos acordamos de lo bien que la pasamos ese día.

“Los americanos hacían el pase hoy, deben de estar por ahí” dije yo “Abran los ojos a ver si los ven”
“ Si si” dice vikingo, “recuerden que ella es pelirroja, como yo”

Giro la cabeza para dar un vistazo a la calle y ahí están. En el balcón de a lado. Algarabía total.

Curiosidad o sincronizidad, ve tu a saber, el caso es que se unieron a la celebración, que resultó aún mejor que la de ayer.

Y así terminamos casi oficialmente nuestro Trek por los Annapurnas, en una terraza en Muktinat rodeados de nuevos amigos, muchas aventuras y cervezas y…  bueno digamos que esa noche hubo de todo; hasta restos de queso de Yak.

Encuentra la Guía de consejos para hacer un trek en Nepal: verdades y mentiras aquí

Fotos e imágenes del trek Circuito de los Annapurnas

 
FOTOS DE: Día 1 a 7 del trek Annapurna Circuit

FOTOS DE: Día 8 a 12 del trek Annapurna Circuit

3 Comentarios

  • comment-avatar
    Federico noviembre 19, 2013 (1:14 am)

    Bueno, finalmente me di un tiempo para leer sus aventuras en los Himalaya. He vivido momento a momento la emoción de la subida y la dureza de estar ahí y saber que la madre naturaleza puede quitarte en cualquier instante lo más preciado. Yo, que soy mediomontañero- quiero decir caminante de media montaña- siento una gran emoción al subir piquitos de 3500 metros. No imagino lo que sentiría en los Himalaya!
    Gracias Berimat!
    Fed

  • comment-avatar
    Paulina Gonzalez noviembre 20, 2013 (3:55 pm)

    Qué gran celebración para un gran logro!

  • Presupuesto para el trek Annapurna ¿Cuánto cuesta por libre? | SdF marzo 5, 2014 (4:00 pm)

    […] Si entras al archivo completo ojo que el día 18, el penúltimo de los Annapurnas fue nuestro día de celebración y nuestro gasto que incluyó manjares y botellas de vino no refleja el día a día del trek y los […]

72 + = 80