Orchha, entre palacios y una casita de barro

  • friends of orccha

Esta es una historia sobre cómo pasamos 5 días en una casita con una familia india con una niña hiperactiva, un periquito al que le gusta el chile y un becerro llamado Janu.

Orchha fue una de las experiencias más auténticas y bonitas que tuvimos en India. Además de que es un pueblillo con templos preciosos, estuvimos hospedados con una familia de bajos recursos en la India semi rural, ¡fue fantástico!

 Orccha India

¿Cómo terminamos en una casita de barro comiendo junto a un becerro?

Todo gracias a Khajuraho, una ciudad con unos templos famosos por sus grabados eróticos. Queríamos ir, pero es complicado llegar desde Delhi, y como todo en India, es relejos y toma días. Así que nos pusimos a ver qué hay interesante en el camino donde podríamos hacer un stop.

Y descubrimos Orccha, un pueblillo ciudad que tiene una serie de palacios y templos maravillosos, un río y una reserva natural, y además el programa Friends of Orccha.

[box type=”tick” style=”rounded”]

Friends of Orccha, es un programa en el que le proponen a una familia que necesite dinero hospedar a extranjeros con ellos, y dejarlos vivir con ellos, un poco “como ellos”. A cambio les construyen un cuartito y un baño para los huespedes, y reciben -casi- todo el dinero del hospedaje.

¿Cuánto cuesta? 500 rupias por noche (7 euros / 8 usd); para ellos una fortuna.

Comes si quieres con la familia sólo tienes que avisarles un poco antes, y la comida te cuesta ¡80 rupias (1 euro)!

Orccha el pozo

Lo inolvidable de Orcha fue vivir la India “auténtica” poder hablar con ellos, observar la dinámica social, y comer su comida… delicioso, simple y delicioso.

Visitar los maravillosos templos, el palacio, ir a nadar al río (si, aún hay ríos en India donde se puede nadar sin morir de sarna o amibiasis) con todo y picnic cocinado por el guía… en fin maravilloso lugar, maravillosa experiencia.

Palacios de Orccha

Nuestra familia…

5 integrantes: mamá, papá, 3 hijas y varios animales.

 Las niñas, al menos en la India rural, no son tan bienvenidas como los hijos, cuesta mucho casarlas, las familias pobres se endeudan mucho pagando la dote del matrimonio concretado.

Kiran, papá tiene 35 años (aparenta 50) es pequeñito y delgado.

Rambabu, mamá tiene 32 (aparenta 45) es grande, fuerte y tiene mucho temperamento.

Rahini, 17 años la mayor. Cursa el último grado de la escuela obligatoria, y asiste ya solo 2 veces a la semana. Mientras los papás están fuera ella es la encargada de cuidar la casa y las hermanas. Se aburre, no sale de casa, ve un poco la tele al medio día y normalmente es la que cocina -espectacularmente-:

Rahini en Orccha

Si preguntas qué hará luego de terminar la escuela, no lo tiene muy claro. Es lista, intenta venderme cuanta cosa, joyita o pintura hace, aunque sabe que está prohibido por las reglas del programa. Como toda hermana mayor, es la más seria y juiciosa.

Nidi, 13 años. Va en 5to de primaria, 6 días a la semana. Es la más caprichosa, como es la de en medio quiere siempre atención. Pica pleito con las hermanas por cualquier motivo. Es la más enérgica y avispada. Hace varios berrinches al día por cualquier cosa, desde “mi hermana me pegó” a “mi vestido se rompió, es horrible quiero uno nuevo”.

Khushi, 4 años. La alegría del hogar. Es una picarona que creció ya entre los extranjeros en su casa así que no les tiene el mayor respeto. Brinca y ríe todo el tiempo. No llora, pero es incansable.

Aquí cuando me trajo flores y esmalte de uñas:

Khushi

Los animales: 5 vacas, 3 duermen en el establo de fuera y la vaca estrella la lechera, en el patio. A su lado está su hijo Janu, el becerrito. Janu es la adoración de la familia. Además tienen un periquito, se lo encontraron de pequeño, le cortaron las alas y lo dejan deambular de tarde en tarde. El periquito roba cuanto vegetal esté a su alcance, incluidos los chiles.

Janu el beccerro

Nuestra casa

Es un terreno amplio, se entra por una rejita de madera ésta da entrada a una pequeña colina sobre la cual están construidas 3 habitaciones de barro, están separadas por un amplia explanada de concreto.

friends of Orccha house

La habitación de la izquierda es la casa principal, está dividida en dos habitaciones cada una de unos 8 m2, ahí duermen -todos-.

A la derecha de la explanada está la cocina, es un cuartito al que solo puedes entrar agachado y permanecer sentado o en cuclillas dentro. Mide 6m2, y encuentras todas las semillas y sartenes. Además de un hornito / fogón de piedra y carbón donde cocinan. No hay nada eléctrico.

Nuestra habitación, la más grande y moderna, bien amueblada y confortable. Además hay un baño y una ducha para los huéspedes. La familia se baña a jicarasos en la colina.

La dinámica del día a día

5 am– Te despiertan los gritos entre las mujeres, gritos altos, agudos, chirriantes y enérgicos. Mamá está apurando a las hijas a que hagan sus labores. Comienza el primer pleito entre Nidi y alguna de las hermanas. Mamá las corretea por la explanada.

6 am– Estamos irremediablemente despiertos. Es hora de ir por el agua, afortunadamente hay un campo y un pozo a sólo 100 mt de la casa así que papá, Nidi, y nosotros cada uno con un contendedor cruzamos el campo y vamos al pozo. Papá es tan pequeñito pero sube y baja la cubeta del pozo enérgicamente, estoy asombrada. Cuando llena uno, Nidi se lo pone en la cabeza y emprende el camino de vuelta, el siguiente me toca a mí, ¡ni con dos brazos puedo cargarlo!

Cuando volvemos Khushi ya está en nuestra habitación con una sonrisa diciendo hello! hello! se sube a la cama y salta. Luego que nos ve volver a la cama, se sube con nosotros y nos hace cariñitos. Los cariños duran 2 min, al final se aburre y comienza a brincar o hurgar en nuestras cosas. Mamá la llama a gritos, Khushi atiende al llamado sin chistar.

Friends of Orccha family

7 am– Ya está listo el desayuno, nos traen sémola de trigo con coco, plátano y miel además claro de un Chai… nos encanta. Ellos desayunan el resto de la comida de ayer.

8 am– La hora del baño, uno a uno se desvisten hasta quedar en paños menores y se duchan hincados a jicarasos, todos los días, sin falta. Usan un jabón industrial para lavarse de cabeza a los pies.

La ducha diaria

Papá trabaja en el campo, saca su destartalada bicicleta y se va.

9 am– Mamá se lleva las vacas a pastar. Deja varias instrucciones, Rahini seria atiende, Nidi objeta algo y probablemente pelea, Khushi ignora y va a abrazar a Janu el becerro.

10 am–  Nidi se va a la escuela. Rahini se relaja y saca la chica divertida que lleva dentro, charla, pide ver fotos, pregunta sobre tu país. Juega con Janu y Khushi.

Nosotros vamos a algún paseo en el pueblo y volvemos por la tarde, como ir a nadar al río:

El río de Orccha

5 pm– Nidi vuelve de la escuela, comienza a hablar sin parar sobre sus aventuras.

6 pm– Rahini tiene que comenzar a preparar la cena y limpiar el patio donde se cenará. Nidi se niega a hacer lo que le pide, comienzan los pleitos, gritos y golpes varios.

Khushi pide sin parar que le des vueltas, la levantes por los aires o que bailes:

khushi en la cena

7 pm– Mamá y las vacas vuelven a casa. Comienza a distribuir regaños y perseguir y repartir bofetones a la culpable de turno. Hay una actividad efervescente para preparar todo para la cena.

8 pm– Papá vuelve a casa, todas están tranquilas y ocupadas. Las 2 niñas menores corren a saludar al papá y contarle cosas sin parar una sobre la otra. Pobre padre no tiene un respiro. Mientras Rahini vuelve a ser la seria, ella y mamá están cortando vegetales en el patio, el periquito roba algunos y siguen cocinando.

la cena Orccha

Llega la hora de ordeñar a la vaca, con esa leche prepararán la cena. Janu se impacienta, no ha bebido leche en todo el día y está hambriento. Lo sueltan y corre desesperado a las ubres de la madre, da golpes con su cabeza y empieza a mamar feliz, la dicha le dura 2 min. Lo apartan y comienzan a ordeñar a la vaca, llenan dos jarrones de leche, y finalmente sueltan a Janu para que termine las sobras. ¡Pobrecillo!

9 pm– Papá lleva sentado en el patio rezando, una media hora. Tiene en las manos un collar de cuentas, estilo un rosario y en voz baja repite sus oraciones. Es interrumpido de vez en cuando por Khushi que le salta encima y le platica cosas, el papá paciente como ninguno la escucha sin dejar de rezar.

930 pm– Antes de cenar, las chicas se reúnen en un altarcito atrás del patio a encender inciensos, cantar y rezar. Normalmente Khushi se olvida o desinteresa, pero cuando se da cuenta que es hora de rezar, canta a todo pulmón.

945 pm– Por fin nos sirven la cena, primero papá e invitados. Las mujeres cenarán después, cuando hayamos acabado. Mientras tanto Khushi salta, Nidi se queja de algo y Rahini prepara chapatis al fuego (un chapati es lo mismo que una tortilla mexicana, pero es de trigo y más gruesa). Nos rellenan el plato varias veces. Durante la cena ellos están sentados en el patio y nosotros en una mesita que sacamos de la habitación,  practicamos nuestro hindi, decimos cosas y ellos se ríen de nosotros y lo que decimos. Todos hablan un poco de inglés, excepto Khushi, así que nos podemos comunicar muy bien.

10 pm– Termina la cena, Kussi y Nidi cayeron dormidas, papá saca su tabaco para masticar, llega su compadre como cada noche a compartir el tabaco nocturno. En India el tabaco para fumar es muy caro, es más barato mascarlo, costumbre que ha quedado de la antigua colonia.

Las chicas y nosotros nos retiramos a dormir.

Nidi y yo en Friends of Orccha

Así pasamos 5 días alegres con distintas aventuras, como que una noche me vistieran en un sari de la mamá, me pintaran a la hindi  y todo; o una noche que cayó un tormentón y tuvimos que cenar todos apoltronados en la mini concinita, fue muy divertido.

Extraño carcajear con Khushi, la niña más bonita del mundo,  que me pida que le de vueltas, o que me decore con flores. Extraño la buenísima comida que hacen.

Una experiencia increíble, si alguna vez están en India es un deber hacerlo. Y reserven con tiempo, Friends of Orcha sólo tiene 5 familias, y los huespedes se quedan ¡hasta dos meses! Por suerte para nosotros hubo una cancelación y nos pudieron acomodar 4 noches.

México e India son como el agua y el aceite, pero si miras de cerca tenemos más parecidos evidentes:

La religión tan asentada en las familias, los altares, los rezos.

La familia es el nucleo fundamental de la sociedad.

pero sobre todo, la ley que ahora entiendo es casi universal:

¡Las hermanas pequeñas siempre siempre siempre son un pain in the ass! :)

Si quieres ver más fotos de Orccha y la familia – y deberías- ve a la Galería de Orccha

2 Comentarios

  • comment-avatar
    MONICA agosto 29, 2016 (9:57 pm)

    Muchas gracias por tus escritos. Me ayudan mucho a preparar mi viaje. Sabès si en otras partes de India (el Norte harè en este primer viaje) hay otras organizaciones que fomenten este tipo de hospedaje ? Es una iniciativa excelente !!!!! y me gustarìa participar. Muchas gracias.-

    • comment-avatar
      bere octubre 6, 2016 (3:17 am)

      Hola Mónica, la verdad es que no lo sé, esta opción la encontramos en la Lonely Planet. Puede que promuevan en nuevas ediciones alguna otra. Saludos!

66 + = 72