Jerusalén, sobre la belleza y la incongruencia

Por esto me encantó Jerusalén, poder ver en vivo la película de unos, dar la vuelta a la cuadra y ver la de los otros, girar un poco y tienes en las narices la tercera película proyectándose. Miles de fans asisten al visionado, compran la parafernalia, – hay mucha mucha parafernalia a la venta- se visten en ocasión, piden posters autografiados y compran artículos de colección.

Rezando el en muro de los lamentos

Jersualén fue una impresión fabulosa. Fue un empape de cultura y sentimientos. Esta ciudad vibra, el fervor religioso y la historia que comparten 3 pueblos la hacen única.

En sí la ciudad es bellísima, al menos la ciudad vieja. Además de cómo está construida, entre valles y colinas, la arquitectura, la limpieza, la luz… un primer mundo de miles de años de antiguedad.

la ciudad de Jersualen

 

Jerusalén; la mezcla de culturas y religiones.

Judíos, musulmanes y cristianos comparten esta ciudad en historia, cultura y religión. Jerusalén fue pensada originalmente como territorio neutral allá cuando fue creado el estado de Israel a mitades del siglo pasado, pero desde el principio fue tomada por Israel y es oficialmente territorio israelí. Y en este territorio hay muchas caras, muchos vestidos distintos, muchas voces rezando…

Barrio Judio Jersualen

Empecemos por los judíos

Los judíos con esa cultura muy escondida para algunos, aquí hacen muestra orgullosa de su gente, su vestimenta, sus tradiciones, sus ritos, cantos y fiestas. Me hechizó. Me cautivó el descubrirlos y aprenderlos.

Son orgullosos y alegres de ser hebreos. Son recelosos de su cultura, pero aquí están abiertos a dejarle ver un poco a otros.

¿Por qué se llama el Muro de los Lamentos?

La religión judía se basa en los ritos y adoración al Templo de Salomón. Jerusalén es una ciudad que ha sido invadida muchas veces por muchas culturas. El primer Templo estuvo aquí y fue destruido por los babilonos en el 586 ac, construyeron un segundo, pero tras un “malentendido” los romanos se los destruyeron en el 70 dc. y desterraron a los judíos que quedaron. Así que ya no pudieron construir otro.

Luego de muchos muchos muuuuuuuuuchos años, el pueblo judío vuelve a Jerusalén y lo único que queda de su Templo es un muro; en realidad es un muro exterior de lo que fue el Templo y ahora es – del otro lado- muro del famoso templo musulmán… ehem ehem.

Aún así este pedacito de Muro es el lugar más sagrado para ellos. Es el principal medio para comunicarse con Dios.

¿Por qué de los lamentos? porque se lamentan que su templo haya sido destruido, pero de hecho no es su nombre oficial o como ellos les gusta referirlo, más bien es el Western Wall, o Muro del Oeste.

El Muro de los lamentos rezos en Jersualen

El Muro de los Lamentos es un momento que guardaré impreso en mi cabeza. Era jueves 11am día de celebración de los Bar Mitzvas. Celebración más alegre, pocas puedo recordar. Llegan las familias en grupos haciendo una pequeña procesión en su grupo donde el pobre infante puberto celebrado es el centro de atención.

Tiene una especie de carpa de tela sostenida por 4 palos que sostienen otros 4 miembros de la familia. Hay una banda de músicos consistente en 3 o 4 músicos que tocan tambor, flauta y cantan. El resto de la familia canta, aplaude y baila alrededor del puberto infante sumamente apenado mientras caminan hacia el Muro.

Así van los pequeños grupos de familias desfilando hasta entrar a la zona del Muro. Pasan por seguridad, aquí la fiesta se alenta, mas no se detiene, y cuando están en la explanada hay que dividirse. Los hombres, niños y el puberto celebrado, ya no tan apenado, van a lado izquierdo donde la ceremonia religiosa procede. Las mujeres se agolpan de su lado subidas en sillas para poder ver lo que pasa del otro lado, avientan flores, cantan y toman fotos.

* La ceremonia del Bar Mitzva, ¿qué es?

El Bar Mitzva es la fiesta en la que se celebra que un niño se vuelva adulto religiosamente hablando. Al cumplir 13 años, todos los niños tienen que tener un Bar Mitzva en el que deben leer el Torá en hebreo.

Mat y yo nos colocamos en un lado de la calle donde comenzaban las procesiones fiesteras y tomábamos parte cuando se detenían junto a nosotros. La cámara se quedó sin pila (@#¢∞¬÷!!), así que tuvimos que sacar el ipod! con sus .0008 pixeles de resolución para poder tomar el momento:

Bar Mitzva en Jerusalen

celebracion Bar Mitzva en Jerusalen

Volvimos al Muro al día siguiente, viernes. La cosa es mucho más solemne, gente de todas edades y profesiones, rezando. Rezando fervientemente.

Grupos de escuelas, soldados, todos se columpian en los talones, tocan y besan el muro, y algunos depositan su papelito entre las ya muy llenas grietas del muro. Lo de poner un papelito con tu deseo entre las grietas del muro es porque se dice que si pones tu rezo o petición directamente en las paredes, como Dios está “ahí” se escuchará más rápido. Lo bueno es que si no puedes desplazarte hasta el Muro hay un servicio online que lo hace por ti.

Maravillas del tiempo moderno.

Ahora con los musulmanes

Y así seguimos recorriendo la old city de Jerusalén, junto al Muro de los Lamentos se encuentra el duomo de roca dorado dentro la citadela musulmana, con la mezquita Al Aqsar, es el edificio más emblémico de Jerusalén, el más retratado. Pero no puedes entrar si no eres musulmán los viernes y sábados. Y el resto de la semana sólo muy temprano en la mañana.

duomo dorado de Jerusalen

El caso es que era viernes. El viernes es el día sagrado para los musulmanes, la mezquita está cerrada al turismo y se reúnen a rezar. Nosotros paseando por ahí notamos un movimiento raro, de pronto había más carros de policías, más soldados.

Un poco antes del final del rezo de las 3 pm los soldados y policías israelitas se preparan, se visten, se arman, se forman.

Se dice que luego de la misa más sagrada la gente sale empapada en nacionalismo religioso, se vuelven más sensibles, vulnerables, peligrosos, tanta fé religiosa y amor a Dios puede hacerte cometer una locura… atacar.

Y su muro, lo que resta de aquel Templo está tan cerca…

Nunca ha sucedido con los musulmanes aquí, pero igualmente los israelitas se preparan, cubren la zona, la aseguran.

soldados israel en Jerusalen

Los musulmanes en Jerusalén no son ni israelitas ni palestinos, tienen una identificiación algo así como un “permiso de residencia”, que les permite residir ahí. De los territorios palestinos de este lado  (Belén por ejemplo) todo está en calma, aunque de lo que fue a lo que son, cada vez son más pequeños.

Por último con los Cristianos

Nos dirigimos al barrio cristiano. 3pm, la Via Dolorosa, famosa calle que recorrió Jesus cargando la cruz. El Via Crucis mismo sucedió aquí. Y claro, cada pocos pasos se erige una iglesia o templo donde se cree que Jesús hizo algo o le hiceron algo.

Hasta llegar al punto de la crucificción. La esposa de Constantino, aquel primer emperador romano en hacerse cristiano, la chica dijo que ella había descifrado el lugar dónde Jesús fue crucificado y se hizo una iglesia; la Iglesia del Santo Sepulcro. Lugar donde Jesús murió, fue enterrado y resucitó.

Todo en uno justo aquí mismito.

Todo este camino, lo hacen millones de peregrinos, pero cada viernes a las 3 pm los monjes franciscanos dirigen una misa en latín haciendo la procesión. Esas calles chiquiticas, esos cientos de personas.

religion cristiana en Jersualen

Rezos y unos cánticos -¿lamentaciones?- bastante tristones. No comparemos con la algarabía de los judíos, claro unos celebran un momento religioso y otros lloran y lamentan un pasaje bíblico trágico. Cumplir 13 años y volverte mayor es super, cargar tu cruz con una corona de espinas con unos romanos flagelándote no es nada alegre.

El caso es que van en eso hasta llegar al máximo templo de adoración cristiano católica. La iglesia del Santo Sepulcro.

Hordas de peregrinos cantando, orando y empujando por ver , besar y tocar el supuesto lugar donde Jesús cayó, la roca donde se posó, el lugar dónde murió, donde lo enterraron, donde resucitó.

la cruz de Jerusalen

Los grupos de turistas musulmanes reciben la explicación de su guía de tour. Escuchan y ven, tal vez igual de sorprendidos que yo, el despliegue de fanatismo religioso – especialmente de los europeos del este Polacos y Rusos- que cantan y lloran se tiran al suelo y lo besan.

<< ¿Los musulmanes pensarán “esta gente” está un poco flipada, que son exagerados? ¿Pensarán acaso que esta historia es ridícula y la suya certera, o en cambio se harán preguntarse si su historia suena igual de ridícula y ellos actúan igual de exagerados?>>

pienso mientras observo…

<< O simplemente sentirán empatía por el hecho de ser ferviente religioso, creyente y mirarán sin juzgar?…

….Lo hacemos nosotros? >>

Yo al menos no.

Yo de practicar religión, poca cosa. No hice ni la primera comunión. Antes de venir aquí ya pensaba y tenía una opinión bastante definida hacia las religiones, (quien se haya sentado a hablar del tema con una birra en mano conmigo lo recordará).

Estar en países musulmanes y luego en Jerusalén no hizo más que abrir el auto-debate mental, la reflexión hacia ellas, las religiones y su papel.

La jornada de auto-reflexión en mi cabeza tuvo los siguientes debates:

1. Las religiones. El tanto bien y el tanto mal que han causado.
2. El hombre como unidad y ser único vs. el pensamiento de masas.
3. El control.

Por esto me encantó Jerusalén, poder ver en vivo la película de unos, dar la vuelta a la cuadra y ver la de los otros, girar un poco y tienes en las narices la tercera película proyectándose. Miles de fans asisten al visionado, compran la parafernalia, – hay mucha mucha parafernalia a la venta- se visten en ocasión, piden posters autografiados y compran artículos de colección.

Tanto tanto que aprendes de cada peli que ya comparas los personajes, el guionista y el director, los actores y los productores de cada una.

¿Cuál tuvo más exito? ¿Cuál te gusta más? ¿Cuál menos?

¿Cuál es más congruente? ¿Debe acaso ser congruente? ¿Es todo esto acaso anque sea un poco congruente?

¿Morirías por ella? …. ¿Matarías por ella?

En fin, demasiados pensamientos.

Jerusalén es una ciudad increíble, hermosa. Religiosa. La historia ha sucedido ahí y está sucediendo ahora mismo.

Imagenes de Jerusalen

Aprendes que de congruencia hay poca en su historia, que de -somos los elegidos, al yo estaba antes- esto parece un pleito de niños.

En definitiva un baño de introspectiva.

Para quien sea religioso no hay otra cúspide, mayor realización de su fe que venir a ver el lugar en que se rodó su película, esa que lleva viendo, leyendo y escuchando tantos años. Ningún otro momento te reafirmará lo hermosa que es tu fe, del bien que trae a tu vida.

Para quien no lo sea, pocos encuentros te harán saber más, entender aún menos y aceptar mucho más a quienes lo son.

Y además, en algunos casos como el mío, reafirmarás que no ser religioso ha sido la decisión más firme y congruente de tu vida.

Bere, una impía libre de acto y pensamiento

Consejos para viajar a Jerusalén

* Si puedes evita ir en fin de semana, encontrarás varias cosas cerradas.

* El Lunes o Jueves de 9 a 11am corre al Muro a ver las celebraciones de Bar Mitzva

* Es una ciudad muy cara para un presupuesto backpackero o mochilero.

* Nuestro presupuesto fue de unos 350 sheckels diarios por pareja, es decir 77 € / 100 usd. Si quieres ver el detalle del presupuesto por día ve a este link.

* Recuerda que al salir del país te cobrarán algo como 15 – 20 usd en moneda local, recuerda guardar shekels.

Para ver las fotos de Jerusalén ve aquí

 

No hay comentarios... aún.

    + 16 = 23