Sobre nuestro paso en Singapur – 1er viaje

  • Singapur Zoo entrada

Este relato es de aquel primer viaje, esa primera vuelta al mundo que dimos en el 2008.

Luego de NYC nuestra primera parada fue Singapur, nuestro primer contacto con Asia ese calor, la humedad, los noodles, el no contacto físico. 5 años después me leo a mi misma y es como si fuera -otra persona-.  Más niñata, más sorprendida por todo.

5 años. De los 26 a los 31. Sí hay un mundo. Ya estoy más curtidita.

Lo que tanto me podía hacer ilusión hace 5 años, hoy lo noto poco. Hoy me fijo en otras cosas. De aquel primer viaje me volví quien soy ahora, el de ahora es un viaje distinto.

Esta es la Bere del pasado, escrribiendo por escribir; saltándose algunas reglas y a veces escupiendo palabras llena de emoción a borbotones.

Una Bere viviendo una nueva aventura, esa que le cambiaría la vida y le haría saber que el hombre a su lado estaría ahí siempre.

 ____________

Ya hemos terminado nuestros 3 días por Singapur y vamos ya ansiosos de lo mero mero, a la aventura y naturaleza de Malasia.

Pero antes cuento un poco de esta ciudad-estado-país, que tiene una historia curiosa que hace que lo que es hoy resulte muy interesante. Esta ciudad era antes colonia inglésa, con mucha inmigración y mezcla china, malaya e india. Entonces era un desmadre; una ciudad de desorden, vicio y medio perdición.

Los ingléses la pasaban bien por acá y sacaban provecho de su buena ubicación. Luego con la segunda guerra mundial la ocuparon los japos, que se encargaron de meter más desmadre al desmadre, cuando termino la WWII los singapurinos, (como les llama Mat), saltaron de alegría cuando regresaron a manos inglesas, pero ahora no como colonia si no como estado independiente.

Su primer gobernante fue el Sr. Lee Kuan Yew que decidió que basta de desmadre y todos al orden, pero un orden estricto, una dictadura de muchos años que hizo de Singapur una ciudad de alto desarrollo tecnológico y social. Nos situamos al día de hoy donde el Sr Yew Jr. gobierna y esto es primer mundo, 80% de chinos, 10% malayos y 7% indues todos conviviendo en un orden sepulcral.

Todo es pulcro y casi todo esta controlado, prohibido o multado, hasta masticar chicle.  Por aquello del naco que lo tira al piso y el desafortunado que lo pisa. Este artículo, 8 cosas prohibidas en Singapur te hará ver hasta qué limite.

El centro de Singapur es supermoderno de esos con rascacielos impresionantes, los macro centros comerciales que son sacados de peli futurista, en contra puesta el barrio chino como siempre es un caos divertido, y el bario hindú lleno de colores. Todo esto mezclado en una pequeña ciudad hace mega caos muy ordenado y divertido.

Por la calle el 60% de los puestos comerciales son puestecitos de comida deliciosos y súper baratos. Comes por menos de 3 euros un platazo con bebida. Pero al final, tal vez por que fueron pocos días, pero yo me quede con la sensación de… ¿y ya, esto es todo?

 ciudad de singapur viajar

Lo mejor de Singapur, el Zoo

El Zoo de Singapur fue mágico, los animales corren casi libres junto a ti, las jaulas son enormes y están diseñadas pa que tengas al animal a unos metros de ti, separados por un cristal o un tronquito en caso de los no peligrosos.

Un zoo primer mundista, en un país primermundista en el que confían que el ciudadano no haga nacadas como darle de comer a los animales, tocarlos, molestarlos aporreando los cristales o lanzándoles piedritas, o en mejor caso saltándose el tronquito para estar más cerca…

Aquí todo es civismo, y como estamos en la ciudad de -multo todo- supongo que a base de sablazos el ciudadano se enseña a respetar a los animales.

Zoologico de Singapur

Vimos leones a 2 metros, y estuve sentada junto a ellos, monos en libertad orangutanes que paseaban encima de tu cabeza, un cocodrilo nadando a 1 cm… todo esto de día y luego esta el night safari, que es una caminata en otro campo donde te vas encontrando con animales nocturnos, es otra experiencia y única!

Desde los tigres hasta los murciélagos de 8 kg que vuelan junto a ti, vas experimentando a todos los animales que normalmente no verías.

* Consejo: Haz el night safari otro día si tienes tiempo, de lo contrario acabarás “molido”

Así que en resumen aquí va nuestro top 3 y nuestro no top 3 de nuestra dorta experiencia en Singapur:

Top de Singapur
1. El Zoo de Singapur, es una pasada.

2. La comida, de todo tipo color sabor, origen variedad… ¡una alegría!
3. La peculiariedad de esta isla, país, ciudad. Una mezcla que te hace probar mucho.

No Top de Singapur

1. El peligro de ser un peatón. Esta ciudad esta diseñada para los coches, al pedestrian lo pueden matar. La aventura de correr para cruzar una avenida es altamente cardíaca.

2. Singapur es una ciudad un poco gris… salvo los barrios chino o hindú donde hay mucha vida, el resto no es que lo vayas a recordar hasta el día que mueras.

3. Tanto tantísimo centro comercial. Aquí hay mucho dinero, y al final la ciudad se siente un poco plástica.

 

Esta noche por fin a Malasia;  a la selva y a las playas paradisiacas que prometen ser, estas sí, una aventura natural.

No hay comentarios... aún.

    55 − 52 =