Tenemos que parar de viajar. Luego de 10 años vuelvo a México…

  • Oficina en Dahab

P1240859_new

Volvemos. Esa es la noticia.

Ya está, desde el título y de sopetón.

Faltan 3 países y 5 meses de viaje, pero lo dejamos.

Esta segunda vuelta al mundo dejó de ser “un viaje” para convertirse en nuestro modo de vida, hace ya muchos muchos meses.
Algo que estaba planeado para durar un año, se convirtió en un plan de dos años… mínimo. Eso de ponerle fecha de fin fue por la mera idea de que hay que parar en algún momento.

Pero la verdad es que desde que decidimos hacernos digital nomads, no necesitamos parar de viajar. Trabajamos viajando, ganamos dinero sobre la marcha y así podemos permitirnos nuestro maravilloso estilo de vida.

¿Qué es un digital nomad?

Aquel alma errante que se dedica a cualquier actividad online que le haga ganar dinero. De ahí lo del nómada digital. Es el trendy oficio entre la fauna viajeril, y sin sonar déspota, el sueño de muchos.

La única condición que debes cumplir es que debes ganar dinero, es decir, debe ser un trabajo. Escribir tu blog de viajes es un hobbie no un trabajo, así que lo siento a los 234,566,687 blogueritos que como yo tenemos un blog de viajes, pero a menos que ganes dineros con él, eres un blogger no un digital nomad.

Entonces, ¿wadafuck hace un digital nomad?
Tener un bisnes online. No necesitas estar en una oficina, tu trabajo lo puedes hacer donde sea mientras tengas internet y una computadora.
*Puede ser que seas un freelancer y hagas proyectos online como un diseñador web, un diseñador gráfico, un programador, un webmaster…
*Puede ser que tengas una tienda online, o como nosotros, páginas web.

Un maravilloso estilo de vida para quien, como yo, aborrezca la rutina. Se aburra pronto de estar en la misma oficina. Le quemen los pies por salir a ver el mundo, y sobre todo no tenga ningún problema con vivir en un estado de total incertidumbre y seguridad nula. Alguien al que le encante tomar riesgos.

Alguien que sea buen planificador, ahorrador y suficientemente disciplinado para saber que, aunque te hayas pasado en chelas ayer y que la playísima tailandesa está sólo a unos metros y que aunque no hay nada mejor que dormir la cruda al sol, y aunque no tienes jefe que te controle: te jodes hay que levantarse a trabajar.

Ese es nuestro secreto, tenemos un par de páginas web que a través de publicidad y acuerdos comerciales nos dan dinero (no el caso de este blog claramente). Así que cada día trabajamos un poco en ellas, y cada poco paramos y trabajamos mucho con ellas.

Esta son algunas de nuestras maravillosas oficinas alrededor del mundo:

 

Oficina en Dahab

Nuestra oficina en Dahab, Egipto

 

Bere y Mat Goa hippie headquarters, India

Bere y Mat Goa hippie headquarters, India

 

Un mes de trabajo en un condo lux en Phuket Tailandia

Un mes de trabajo en un condo de lux en Phuket Tailandia, ba-ra-tí-si-mo.

Fue una idea alocada que pensamos nos podría dar algunos pesos para darnos algún lujillo de vez en cuando en el viaje.

Hagámoslo, total, no perdemos mucho… le invertimos unos meses y si de plano no funciona, lo dejamos.

Recuerdo como si fuera ayer hablarlo con Mat mientras dábamos uno de nuestros amados paseos otoñales por el Landswherkanal afuera de nuestro piso en Berlin.
“¡Es una graaan idea!, mira si nos da 300 usd al mes ya podemos volver con algo en la cuenta de banco.” Me contestó.

Y lo hicimos, y funcionó. Funcionó tanto que abrimos una segunda página. Y decidimos que la cuenta de banco soportaría un segundo año de viaje.

Y vivimos sorprendidos cada día de tener tanta suerte. Temerosos de que este sueño en algún momento se acabara. Infinitamente agradecidos con el universo por habernos dado tanto.

Lo hago viviendo esta vida que tengo siempre agradecida por cada día que puedo vivir feliz.

¿Y si les va tan bien por qué rayos paran?

Porque a la puerta se presenta una gran oportunidad. Sabíamos que una de nuestras páginas era buena, pero alguien nos dijo que era muy buena, luego comenzaron a llegar las ofertas para comprarnos la página; y cuando dijimos que no supimos que era cierto, esta era una gran idea, así que volvemos a hacer de nuestra pequeña página una gran página.

Volvemos a enfrentarnos con los grandes gigantes de la industria. Al estilo David y Goliath.

Volvemos para dejar de estar temerosos de que esta suerte algún día se acabe, para trabajar durisisisisísimo y construir algo en lo que creemos.

Volvemos para tener algo que nos permita irnos de nuevo.

Vuelvo a México, luego de 10 años de haberme ido.

Vuelvo como una Bere totalmente distinta,

con un francesito de la mano,

y con un gran gran proyecto bajo el brazo.

Seguiré actualizando este blog, que me falta muchísimo por contar de este 1 año 10 meses de viaje. Y contaré cómo es la vida de un digital nomad sin el nomad.

Tengo tanta ilusión en lanzar este proyecto, que sé que aunque estaremos ahogados en chamba, estaremos contentos. Cuando esté listísimo en unos mesesillos se los presentaré, cual orgullosa madre, y necesitaré de todos para hacerlo realidad.

Espero sólo que el DF nos trate bien. Sólo serán unos meses, eso me consuela; saber que yo nunca dejo algo sin terminar, (excepto lo de hablar alemán, que eso lo dejé a medias por lo sano), y este viaje aún no se ha terminado.

Enfríen las Viky’s y saquen los elotitos que además….

¡Rodolfo nos espera en casa!

1 comentario

  • comment-avatar
    Gaolga octubre 19, 2014 (5:56 pm)

    Te ira muy bien en tu nuevo proyecto :) y estoy segura que te daras alguna que otra escapadita durante tu temporada de “sedentaria”…

    Aprovecha de tu gato y de estar en Mexico ^^

    Saluditos!!

55 − 51 =