Los Organizatour – Tipos de Viajeros

  • Los Organizatour

En esta segunda entrega de el documental bloguero “Tipos de viajeros” aquellas especies que uno inevitablemente se cruza por el camino al viajar.

La especie que presento hoy es una muy vista y conocida por todos, abunda en los países desarrollados y es tan molesta como envidiada en ocasiones: los del tour organizado.

Vayamos a ello…

2. Los Organizatour

Tipos de viajeros 2

Vestimenta propia de la especie: shorts de vestir, osease de buena calidad; camisita de cuadros, sombrerito safari con la insignia propia del lugar visitado, botas o zapatos de treck -carísisimos y muy necesarios para estar sentado en el bus- o en su defecto sandalia y calcetín. Accesorizan el look turista con una cámara en el cuello y una riñonera a la cintura.

Los puedes indetificar por: Son de una media de edad -media alta a alta- y se encuentran el 80% del tiempo acompañados por la manada. En un grupo unificado y unido que siguen ciegamente al líder (llamado también guía).

El líder se distingue por llevar en la mano, bien en alto, algún “dispositivo colorido señalizador de la ruta a seguir”. Una amplia investigación demuestra que estos dispositivos normalmente son un paraguas, una flor, una bandera o un abanico.

El 20% del tiempo restante se encuentran “libres” y se identifican por estar rodeados por especies locales parasitarias remoras que intentan venderles todo tipo de souvenir al doble de precio. Las carteras las llevan muy gordas y las especies locales tienen buen olfato para ello.

Nivel de Sociabilidad: Alta, van siempre muy sonrientes. Como el líder se ocupa de tenerles todo listo se encuentran con pocas fricciones en el nuevo e inhóspito territorio. No tienen que preocuparse de proveer y luchar por hospedaje y alimento con las otras especies viajeras más jodidas y esto los deja de un humor excelentísimo.

Aunque la sociabilidad se muestra más intensa entre miembros de su manada, u otras manadas de la misma especie, están abiertos a mantener conversaciones joviales con locales y especies de viajeros exóticas, como los backpackeros o los hippypsters, cuyas maneras de vida y viaje les resultan arriesgadas e intrigantes.  Al final están contentos de retirarse a dormir a la seguridad de un hotel 3 estrellas (mínimo) rodeados de sus compañeros de manada, limpios y rozagantes.

¡Atención! Las manadas asiáticas son las fundadoras milenarias de este tipo de viaje. Son expertos e imbatibles en el arte del viaje y tour organizado. Si se encuentra con una, ¡tenga sumo cuidado! Cual marabunta pueden aplastar a cualquier otra especie viajera, llevan prisa y quieren el puesto más cercano a la atracción para ellos y sus 98 compañeros de manada.

bere 442_new

Aquí a punto de ser arrollada por un grupo japo.
Oberven que el paraguas funciona como un arma letal y que el líder a la derecha porta un dispositivo identificador en forma de flor azul caricaturezca.

Hábitos y ritos: Esta especie viaja con el todo pagado, pero además tienen dinero, se aprecia en su vestimenta, en sus hábitos de compra y en sus rozagantes rostros bien comidos.

No se preocupan mucho en pagar doble o triple de precio por el sombrerito safari, la figurita artesanal o las postales que les venden los locales, para ellos es bicoca. Este habito arruina o dificulta el camino de las otras especies viajeras más jodidas que tienen que esforzarse más por negociar un precio no turista opresor.

El líder los lleva a comer a restaurantes del tipo “tourist trap” o trampas turistas, esos que tienen un previo convenio de comisión, sólo atienden a manadas de organizatours y como saben que ninguno de ellos volverá, sirven comida desabrida y mala. Así que cuando los organizatour tienen tiempo de libertad, se sientan a degustar platazos en restaurantísimos que quedan justo en frente de la plaza/fuente/ruina/palacio o atracción local: zampan, ríen y beben vino mientras los backpackeros los observan con ojos de bambi y las tripas hechas nudo.

Su motivación principal: Conocer el mayor número de ciudades en menos tiempo. Seguir al lider, comer, beber y reir.

Actividades turísticas y culturales: Muchas, todas las que haya que ver y hacer que haya planificado el líder.

Interacción con el nuevo ecosistema visitado: Poca. Son alegres pero no salen de la ruta marcada por el lider, se aventuran poco por su cuenta fuera de las zonas no turísticas y la interacción con los locales es difícil debido a su fuerte y embriagador olor a dinero.

Se localizan fácilmente en: Ciudades con alto valor histórico cultural. Rutas europeas por ejemplo, Italia o Francia son grandes hervideros de esta especie o rutas arqueológicas UNESCO como ruta crucero por Egipto, Angkor Wat en Camboya, Chichen Itza en México, Muralla China en Beijing, etc…

Pros de viajar con ellos: Realmente no puedes viajar con ellos a menos que lo hayas planificado desde un principio así. El pro de viajar en tour es que no necesitas preocuparte por nada, el líder se ocupa de todo.

Si te encuentras con ellos y muestran interés en ti, puedes obtener buenos consejos de los lugares históricos que más valen la pena y los que no. Si tienes dinero puedes obtener alguna buena reco de un buenísimo restaurante.

Cons de viajar con ellos: Nula libertad y flexibilidad. Sólo podrás ver la cara del país que haya designado el líder para tí.

Si te encuentras con ellos y te dan consejos sobre lugares dónde comer y beber, en caso de que seas una de las especies jodidas estos consejos te valen pa nada.

Lo que debo confesar: Yo soy una de esas con las tripas hechas nudo que observa con envidia cómo zampan un platazo suculento mientras yo debo saltarme la cena esa noche para ajustar el presupuesto.  Para canalizar la envidia, Mat y yo gritamos a pulmón batiente:

¡BURGUESES!

mientras pasamos muertos de risa… La verdad es que nuestra política y manifiesto de principios viajeros nos prohibe viajar en tour. A menos que no haya otra opción, ninguna. Nunca lo hemos hecho (más que un crucero en Egipto pero es que ¡no se puede hacer el Nilo por libre más barato!) y no creo que lo hagamos pronto.

¿Seremos así cuando seamos abuelos viajeros y tengamos muchos dineros? – le pregunto a Mat, mientras observamos a los grupos organizatour desplazarse en manada.

mhmmm nooo… no hasta que seamos tan tan viejitos que necesitemos un líder que nos empuje la silla de ruedas.

Te identificas con esta especie, ¿eres uno de ellos?

¿los amas o los odias? ¡confiésalo en los comentarios! :)

 Anteriormente:

1. El Party Backpackerito

Próximamente:

3. El hippypster

4. Los superpreparados

5. La sobreviviente

6. La antes muerta que sencilla

7. Los yo no más pasaba por aquí

1 comentario

  • comment-avatar
    Diana agosto 5, 2013 (6:43 pm)

    Me encanta como describen a la perfección la especie, en efecto, con tal de seguir al líder te atropellan e con sus paraguas, guías y sombreros

+ 46 = 49