Cambio de planes…

Un año. Eso era lo que en un inicio iba a durar este viaje.

Pero como en la vida, los planes casi nunca resultan como originalmente se planearon.

El gato muestra el camino

El gato muestra el camino

Hace algunos meses decidimos que mientras pudiéramos extenderíamos el viaje. Cambiamos los planes y hoy nuestros cálculos nos dejan viajando hasta Febrero del 2015: dos años.

Pero hay un problema, uno muy grande. Lo más difícil de viajar es estar lejos.

Lo más difícl es no estar con aquellos que quieres: la familia y los amigos.  Es ver que te pierdes todos los grandes momentos, y los pequeños momentos también. Y duele.

Si el placer de viajar puede durar años, la pena de estar lejos no.

Así que viajar por dos años conllevó otra decisión: hay que cambiar los planes, ¡tenemos que volver!

Volver a ver a la familia y amigos. A estar, a estar con ellos en grandes y pequeños momentos, aunque sea por poco tiempo.

Así que en lugar de seguir viajando por sudamérica como estaba planeado, nos tomamos vacaciones. Nos damos un break y volveremos luego.

Volvemos por dos meses y medio a Europa: empezaremos por Madrid, Paris, el centro de Francia, Dublin y terminaremos por Berlin, nuestra amada ciudad donde vivimos 4 años.

…. y luego un mes a México.

Unas vacaciones de viaje (que como ya he dicho antes es muy distinto viajar que vacacionar); trabajar en nuestros proyectos y sobretodo tres meses para rodearnos de lo que más amamos en la vida: la familia y amigos.

Aprovecharé para escribir muchos consejos sobre estos lugares que conozco como la palma de mi mano. ;)

¿Lo mejor mejor de todo? Es que volveré a ver a Rodolfo…

1.sale.a.platicar

 

 

No hay comentarios... aún.

    69 + = 79