Bogotá – fría pero no de corazón.

Bogotá es de esas ciudades que entre más tiempo pasas en ella, más te gusta. De primeras puede parecer una capital latina clásica: extra caótica, algo vieja y tumultuosa; pero si rascas un poco encontrarás una ciudad vibrante, llena de espacios culturales y jóvenes, mucha vida, buena comida y espacios agradables para pasear.

Mat y yo tuvimos la fortuna de que nos tocara buen tiempo, así que pudimos caminar a placer. Nos tocó un juego de Colombia en la Copa América 2015 así que toda y cuando digo toda es TODA la ciudad se vistió de amarillo con la camiseta de la selección y era un festejo antes de que comenzara el partido (que perdieron tristemente).

Bogotá por tu cuenta

Bogotá nos sorprendió… tiene cosas muy cool como todo el movimiento “underground” alternativo en los bares y centros culturales, pero por otro lado es la ciudad de Latinoamérica en la que más pobreza “cruel” hemos visto en la calle. Muchísimos homeless, mucho junky perdidillo, el teporochín medio enloquecido… no esperábamos que fuera tanto y tan directo.

Breve, creo que Bogotá puede decepcionar a muchos que sólo pasan de visita, no tiene monumentos grandilocuentes, ni la magia o encanto de otras ciudades latinas, pero creo que con tiempo o un conocido que te guíe por ella, puede ser una ciudad fantástica.

Consejos para visitar Bogotá

• Unos 3 o 4 días son perfectos para conocer todo lo que tiene la ciudad y sus alrededores.
• Bogotá es fría y lluviosa, imagina un Londres sudamericano. Lleva algo para cubrirte.
• Es segura como toda gran capital, ojo con algunos lugares que debes evitar de noche (pregunta a tu hotel), y siempre ten atención a tus pertenencias.
• El transmilenio es la manera más económica de navegar la ciudad. Si no planeas en comprar la tarjeta, pídele a cualquiera en la línea que te compre un viaje en su tarjeta. Es complicado de entender y navegar, sobre todo si tienes que ir muy lejos, pero siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte a resolver el misterio de líneas.

 

Bogotá por tu cuenta

 

¿Dónde hospedarse en Bogotá?

• Si quieres estar en la zona más céntrica y antigüa y tener un feeling más hippioso y tranquilo, hospédate en La Candelaria. Nosotros lo hicimos y nos gustó mucho el barrio
• Si quieres más acción y te gusta algo más lujoso, lo tuyo es la Zona Rosa. Puedes encontrar buenos precios para reservar hoteles en Colombia en esta página.

 

¿Qué ver en Bogotá?

Caminar por todo el centro y conocer la plaza principal y la catedral te llevará media mañana.
El Museo de Botero – Un precioso museo con obras de pintura y escultura del famoso artista colombiano, un deber de todo visitante.
El Museo del Oro – Orgullo de todo bogotano, es un despliegue de piezas prehispánicas de oro y esmeralda. Muy impresionante.
La Candelaria – el barrio más antiguo de Bogotá, con casitas de colores y calles estrechas, es una delicia para caminar, visitar tiendas y admirar los grafitis de arte urbano que abundan en el barrio.

 

Bogotá por tu cuenta
La Zona Rosa – el barrio cosmopolita, aquí encontrarás todos los grandes centros comerciales, hoteles lujosos y boutiques. Pero también los restaurantes y clubes que hacen que pasear este barrio por la noche sea un deber.
Monserrate – La iglesia blanca que puedes observar desde todo Bogotá en lo alto del cerro. Se sube por un teleférico (o a pie en una hora y muchos escalones, si prefieres) y ofrece unas hermosas vistas de la ciudad.

 

Bogotá por tu cuenta

Hay que comerse una almojábana (una especie de panecito con queso y un tinto o agua panela pa sentiré como local).
El parque de la 93 – el parque más famoso de la ciudad, donde puedes ir a relajarte y ver la vida local pasar.

Paseos fuera de Bogotá

En los alrededores  hay dos paseos muy famosos que si tienes tiempo, vale la pena hacer:
Zipaquirá, la catedral de sal – Esta catedral fue esculpida en las entrañas de la tierra al final de una mina de sal a 180 mts de profundidad, es considerada la una maravilla turística de Colombia. Aquí puedes admirar un encuentro sorprendente entre la delicadeza del arte con la rudeza de la explotación minera y disfrutar del parque temático, ruta del minero, espejo de agua, show de luces y un muro de escalada.


La laguna de Guatavita – Aunque en si el lugar es frío y algunos dicen, no muy espectacular, es un lugar histórico de importancia. Esta laguna inspiró la Leyenda de El dorado y fue eje central de la cultura Muisca.

En este lugar se celebraba el ritual de investidura del nuevo Cacique; según cuenta la tradición, el cacique se montaba junto a 4 oligarcas más en una balsa de juncos adornada con joyas para celebrar la ocasión, su cuerpo era cubierto con oro en polvo, esmeraldas y disponían monedas de oro a sus pies, esto con el propósito de ofrendarle a los dioses braseros encendidos a manera de sahumerios.
Cuando la balsa llegaba al centro de la laguna, el pueblo que se encontraba en las orillas arrojaba objetos de oro y piedras preciosas al agua para honrar a su nuevo monarca. ( Todo ese oro y joyas están hoy en el Museo del Oro de la ciudad).

Lo que no debes perderte

• Una tarde vete a la Candelaria a la plaza del Chorro de Quevedo. Cómprate una arepa con chorizo callejera, una cerveza y siéntate en los escalones a disfrutar lo mucho, mucho que sucede en esta bonita plaza.
Andrés Carne de Res. Este mítico lugar de fiesta bogotano. Hay uno en la zona rosa, intenta reservar con algunos días y si puedes pide una mesa en el 5to piso junto a la zona abierta. Es un lugar irrepetible, música, buena comida, parafernalia, y buenísimo ambiente desde temprano hasta muy tarde. Eso si, lleva unos dinerillos porque gastarás.

 

¿Tienes algún otro consejo o pregunta para visitar esta ciudad? Déjalo en los comentarios, nos leemos ahí ;)

 

Te va a gustar

No hay comentarios... aún.

    + 59 = 65